EL METEORITO. De cuando fui madre y todo voló en mil pedazos.

(Revisado por Tolo Villalonga)

Autora: Amaia Arrazola

Número de páginas: 168

ISBN:  978-8418260193

Editorial: Lundwerg Editores

Edición: 15 octubre 2020

TEMA

Este libro ilustrado es el fruto de la necesidad vital de Amaia Arrazola de expresar el cúmulo de vivencias que tuvo en la aceptación de su maternidad. Es un libro que refleja el descubrimiento de ser madre sin filtros, tal como lo vivió. Reflexiona sobre ella misma, su vida laboral, social, la relación con su pareja y sobre todo la crianza de su hija.

PUNTOS FUERTES

Es un testimonio en primera persona, sin esconder nada de lo vivido durante el parto y el puerperio a nivel personal y social, dejando atrás la fachada de la maternidad acaramelada y poniendo en evidencia la crudeza del proceso áspero y avinagrado de la aceptación hacia la maternidad. Amaia nos muestra como accede a dejar atrás su anterior ciclo vital, la otra forma de vida que tenía, para soportar primero y comprometerse después a esta nueva etapa, la de ser madre.

Esta novela ilustrada está compuesta por nueve capítulos y otro a modo de conclusión. Cada uno los dedica a algún tema o a alguna experiencia vivida. Todos son llamativos por la intensidad en la carga de sentimientos que expone. En uno de ellos, en el de la lactancia materna, hay un pequeño tirón de orejas al equipo de pediatría, en el que no se le ofrece soluciones prácticas a las dificultades que percibe, buscando alternativas por otros medios, como una asesora de lactancia materna, que sí le ayudó a encontrar pequeños detalles que favorecieron la crianza.

El formato del libro y el diseño de página es tipo A4, un formato grande y apetecible en la lectura. En general parece que todo el hilo narrativo y visual no tuviera un orden establecido pero a medida que vas recorriendo los capítulos te das cuenta de la cantidad de detalles que Amaia ha plasmado en las páginas, haciendo que cada una por si sola sea visualmente atractiva y en el recorrido completo del álbum haya elementos que se relacionan entre los diferentes capítulos. No es un formato al estilo cómic con imágenes encuadradas y bocadillos en sus ilustraciones. Es un relato visual donde la ilustración es pertinente para destacar el contenido escrito, y lo escrito potencia la expresividad del dibujo. Queda claro que la composición de la página y del libro es un binomio perfecto entre texto y dibujo. Es un ejemplo claro de un libro ilustrado en que la imagen y el texto suman sensaciones y multiplican la experiencia del lector. De hecho, la narrativa está realizada mediante texto a mano alzada, por lo que aun más le confiere un aspecto orgánico y vital al libro. Hay páginas llenas de texto con pequeñas imágenes, otras donde no hay texto y la ilustración es la protagonista, y otras donde la ilustración y el texto se entremezclan por completo. A nivel visual, hay ingredientes que acompañan a toda la novela, como las flores y las estrellas, además mantiene una paleta de colores entre el rosa, amarillo, verde, celeste y grises en textura acuarela que le proporciona unidad al conjunto gráfico.

Las ilustraciones son muy representativas a lo que se expresa en el texto, y el texto está escrito en primera persona, define sus vivencias, sus inquietudes, sus experiencias, dando multitud de ejemplos descritos como si ocurriesen en el mismo momento. La cantidad de ejemplos que escenifica es tan precisa, que es imposible no empatizar con lo que expresa.

Vale la pena mencionar la idoneidad del título de esta obra que de forma metafórica e icónica se transforma en el argumento transversal de la obra tanto en el texto como en la parte ilustrada. El cuidado de esta metáfora se mantiene en todos los aspectos del libro, el más llamativo es la cubierta troquelada en una forma que recuerda a un meteorito, y en el que en su interior se visualiza a Ane, su bebé. Al abrir la portada, la criatura se encuentra entre flores, otra metáfora que acompaña al libro y solo al final descubrimos su significado.

POR QUÉ ES MEDICINA GRÁFICA

La riqueza de esta obra recae, además de en lo estético, en que se compone desde la experiencia personal de la autora, pues todo el contenido, de la primera a la última página, hace referencia con total sinceridad a las vivencias que percibe en su cuerpo, en su mente, en la pareja, vida social, laboral y familiar. El relato que describe sobre la maternidad conmociona al lector porque choca con la idealización perfecta de mujer y madre en el cuidado de la criatura. Rompe con el embellecimiento colectivo que se transfiere en los medios sociales o culturales. Desmonta la idoneidad de la maternidad mediante un testimonio en primera persona, y lo hace empleando muchísimos ejemplos, abundantes sentimientos y un cúmulo de emociones en todos los capítulos del libro. Este testimonio real, sin filtros, convertido en libro ilustrado, lo convierte en una herramienta de consulta o de aclaración a muchas mujeres. Luego también, a profesionales de la salud para asesorar a mujeres o familias que lo necesiten.

Los ciclos vitales de las personas normalmente están marcados por unos espacios de tiempo más o menos prolongado que ayuda a que sean aceptados. Sin embargo, la maternidad es un proceso que en mayor o menor medida es más abrupto, sobre todo en estos tiempos donde el acompañamiento familiar y de las amistades no se vincula como en otras épocas (de hecho, Amaia le dedica unas páginas a ello). La descripción como afronta el cambio de etapa vital está expuesta como una pérdida en lo que se refiere a la etapa vital anterior (personal, social, laboral y en pareja) y dificultosa por el choque mental, físico y social que significa la nueva etapa vital de la maternidad y crianza de un bebé. En el acompañamiento profesional hacia el cambio de etapa vital, la enfermera de pediatría y la matrona de atención primaria ejerce un eslabón clave para la aceptación. Esta obra se ajusta a la perfección en las vivencias expresadas en la consulta enfermera, en las que manejan el plan de cuidados mediante el diagnóstico NANDA “Disposición para mejorar el proceso de maternidad”. Resulta una obra especialmente idónea para que las profesionales de enfermería que se dedican a ello, como también para estudiantes de enfermería o la especialidad de pediatría o matrona.

El capítulo que dedica a la lactancia materna expresa las dificultades sin rodeos, directo a las sensaciones frustradas del deseo de dar de lactar y a la experiencia de llevar la carga de la crianza y el buen desarrollo del bebé a través de ella. Habla de dolores, grietas, falta de asesoramiento, temores, etc. Muchos detalles que en la realidad nos expresan las madres en las consultas de pediatría, matrona o en los grupos postparto o de lactancia.

Otra particularidad de esta obra que la hace ser referente en lo que se refiere al proceso de maternidad y aceptación al nuevo ciclo vital es que pone de relieve la afrontación en primera persona, pero descrita de tal manera que cualquier persona, sea madre o no, empatiza muy bien por como va definiendo todos los elementos que van interviniendo en ella, con toda forma de detalles enriquecidos mediante ilustraciones y sentimientos encontrados.

Cosas de las que pueden enriquecerse de este álbum: ayuda a descubrir un abanico más amplio para tomar decisiones a nivel personal y familiar, contribuye a aceptar lo que les viene encima con el nacimiento de una criatura, a no refugiarse en cosas que funcionaban en épocas anteriores en lo que se refiere al acompañamiento y a la crianza del bebé, a mediar sobre el rol de ser madre y el vínculo que se establece madre-criatura dependiente, la figura de la pareja como equipo en el proceso y partícipe de sentimientos y emociones… y muchísimos más elementos.

Es un libro que, aunque parte de sensaciones adversas, le da un revés hacia la realidad de la crianza, poniendo en orden los detalles que autentifican el proceso de aceptación con indicadores de aceptación de una misma, del nuevo rol que va a desempeñar a nivel personal y familiar, y el descubrimiento de una nueva forma de amar. 

En el trabajo diario como enfermero de pediatría estoy habituado a recomendar libros que puedan ayudar a las madres y sus parejas a encaminar los esfuerzos hacia la crianza de sus criaturas y a facilitar el proceso hacia la nueva etapa vital a nivel personal y familiar. Seguro que muchos de esos libros ya os vienen a la cabeza de forma rápida… Este libro ilustrado, a partir de ahora, va ser o debería ser uno de los mejores recursos que podré recomendar a cualquier madre que acuda a la consulta y a sus parejas. ¡Feliz lectura!

ENLACES DE INTERÉS

https://www.amaiaarrazola.com/

https://elpais.com/mamas-papas/2020-12-17/amaia-arrazola-la-maternidad-me-exploto-en-la-cara.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

THE GLOBAL VISION

ONE ISSUE, FIVE PERSPECTIVES

Neutralitat Col.legis Metges

Neutralidad Colegios Médicos

medicina gráfica

El papel de los cómics, las novelas gráficas y las ilustraciones en el mundo sanitario

A %d blogueros les gusta esto: