EL VERANO DE SU VIDA

(Revisada por Rafa Marrón)

FICHA TÉCNICA

Título: El verano de su vida.

Guión: Thomas von Steinaecker

Dibujo: Barbara Yelin

Traducción:Itziar Hernández Rodilla

Número de páginas: 80

Fecha de publicación: Junio 2021

Editorial: Astiberri (1ª edición)

ISBN: 978-84-18215-69-8

TEMA

Gerda, desde el invierno de su existencia en la residencia de ancianos donde vive, repasa su vida invitándonos a realizar un viaje por sus recuerdos entremezclando presente y pasado en una interesante reflexión sobre la vejez, la felicidad y la memoria.

PUNTOS FUERTES

La obra es un homenaje a las personas mayores y mujeres como Gerda que fueron pioneras en un mundo laboral diseñado y dirigido por hombres.

La obra está estructurada en 15 capítulos donde Gerda, la protagonista, recordará y hará balance de su vida, analizando sus acontecimientos vitales planteándose si ha tenido una vida realmente feliz. Esta novela gráfica es fruto de la primera colaboración entre el escritor Thomas von Steinaecker y la ilustradora Barbara Yelin. A través de una narrativa muy bien resuelta por Yelín la novela fluye en dos planos temporales, el actual, la vida de Gerda en la residencia de ancianos, y el pasado evocado por los recuerdos, que comienzan con imágenes de infancia donde nuestra protagonista ya despuntaba en matemáticas en el colegio, teniendo que aguantar los comentarios machistas de su profesor, hasta narrar cómo a nivel profesional se fue abriendo camino, en los años sesenta, en el campo de la astrofísica. Las decisiones que marcaron su vida, teniendo que elegir, como muchas mujeres de su época, entre quedarse junto a su pareja Peter (músico de profesión) y una prometedora carrera fuera de su país, el cuidado de los hijos, los desengaños amorosos… todo con una narrativa que hace que sea un relato de lectura rápida pero que irresistiblemente obliga al lector a volver a leer con sosiego para disfrutar de manera más pausada de toda la riqueza visual de su narrativa gráfica.

Se trata de una obra llena de poesía visual en la que el color es el elemento narrativo que nos ubica en el tiempo estableciendo un sutil paralelismo entre el presente y el pasado. Barbara Yelin utiliza aguadas con tonos azulados y grisáceos para la actualidad y tonalidades luminosas, cálidas y amarillas para situarnos en el pasado “el verano” de la vida de Gerda. El uso de la acuarela permite hacer estas transiciones incluso dentro de una misma viñeta en una deliciosa metáfora temporal y es que la obra trata de eso precisamente, del paso del tiempo, de los recuerdos y de cómo se difuminan los acontecimientos vitales en la mente de las personas mayores donde, igual que en la física teórica, el tiempo pasa a ser algo “relativo”.

La composición y la narrativa entrelaza los recuerdos de Gerda con su vida actual en la residencia donde interacciona con el resto de residentes y el personal cuidador haciéndonos testigo del crepúsculo de la vida.

Detrás de todo ser humano hay una historia increíble de recuerdos y de vivencias. Esta obra es un homenaje a todos nuestros ancianos, una obra necesaria en estos tiempos en los que la pandemia por el COVID 19 ha denostado el valor de la vida humana, simplemente por el hecho de ser una persona mayor. Esta novela pone en valor el trabajo de los profesionales de las residencias y la dignidad de los que moran en ellas.

POR QUÉ ES MEDICINA GRÁFICA

Desde el punto de vista de la medicina gráfica llaman la atención dos aspectos fundamentales: el reflejo de la vida en una residencia de ancianos desde el punto de vista de su protagonista y la senectud, considerando el envejecimiento como un proceso que forma parte del ciclo vital. En este sentido esta obra, aunque podríamos establecer algún paralelismo con la célebre novela gráfica de “Arrugas” de Paco Roca, no trata de pacientes con una enfermedad como el Alzheimer sino de personas mayores con los trastornos propios de la neurobiología del envejecimiento.

La vida en la residencia y la senectud se encuentran reflejadas en primera persona, siendo Gerda un testigo de excepción de lo que allí acontece, el desapego de algunos hijos por sus progenitores convirtiendo la residencia en un destierro familiar, una tristeza que contrasta con el nivel de atención y cariño con el que los trabajadores de estas instituciones procuran a las personas mayores, aspecto que hay que poner en valor ahora más que nunca.

En la obra se ven reflejados aspectos del envejecimiento, como la pérdida progresiva de facultades propias del paso del tiempo, como el deterioro físico, nuestra protagonista comienza la novela caminando con ayuda de un andador y gozando de cierta autonomía, para terminar en una silla de ruedas. Este deterioro progresivo físico lo percibimos a través de las diferentes viñetas en las que la trabajadora de la residencia asea a Gerda.

Gerda ha sido una persona con una alta capacidad intelectual y llega al final de sus días con una aceptable capacidad cognitiva, pero es indudable que el envejecimiento va acompañado generalmente de cambios neurobiológicos. La obra nos permite abordar alguno de los fenómenos que se producen como fruto de la neurobiología del envejecimiento. En ese sentido es muy reveladora la frase con la que la protagonista comienza la obra:

“A menudo me parece que estoy ya muerta y que esto es la eternidad. Antes el tiempo volaba. Cuando me acuerdo duele. Y sin embargo cada vez me gusta más recordar el pasado, me hace sentir que sigo viva”.

Los cambios cerebrales relacionados con el envejecimiento, determinan variaciones importantes que hay que considerar y que determinan que, en alguna de las funciones intelectuales, como la memoria afecten a la percepción del tiempo (como en la física, disciplina en la que nuestra protagonista es una erudita, el tiempo se “relativiza”). Con la edad aumenta el tiempo que se requiere para transferir la información desde la memoria a corto plazo hacia la memoria a largo plazo, e igualmente existe lentitud en la velocidad de procesamiento de información sensorial por lo que todo parece trascurrir más lentamente. Sin embargo, la memoria semántica, los recuerdos semánticos, se recuperan conceptualmente y se ha descrito que no muestran disminución con respecto a los jóvenes, e incluso hay algunos estudios que apuntan a que se podría mostrar algún grado de mejoría con el paso del tiempo, esto permite una mayor evocación de elementos familiares que de elementos nuevos haciendo que los recuerdos del pasado adquieran una mayor viveza.

Como último apunte, y consciente de que seguramente se trata de un recurso narrativo de los autores para añadir dramatismo al final de los días de Gerda, la realización de la reanimación cardiopulmonar cuando llega el momento de “marchar en soledad” en una situación no planificada, es un punto que nos podría servir también de debate y discusión.

ENLACES DE INTERÉS Y PREMIOS

https://www.astiberri.com/products/el-verano-de-su-vida

Esta novela gráfica se editó originalmente en Alemania en 2017 y obtuvo el premio Rudolph-Dirks-Award a la mejor novela gráfica en la categoría de obra realista en 2018.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

THE GLOBAL VISION

ONE ISSUE, FIVE PERSPECTIVES

Neutralitat Col.legis Metges

Neutralidad Colegios Médicos

medicina gráfica

El papel de los cómics, las novelas gráficas y las ilustraciones en el mundo sanitario

A %d blogueros les gusta esto: